Las mejores Guías y consejos sobre diseño de Recámaras

Llegaste aquí porque estás en busca del mejor diseño para tu recámara.
Por lo tanto, te vamos adelantando que esta dependerá siempre de la dimensión de tu dormitorio.

Este es uno de los espacios que tendrás que planificar a la perfección, puesto que será tu rincón de descanso, disfrute y para algunos, su espacio de home-office.

Encuentra en MINTO los mejores consejos para diseñar, decorar y amoblar tu recámara siguiendo las claves y técnicas que te ayudarán a tener un resultado increíble.

¡Un momento! Hablemos de una recámara:

¿Qué es y qué abarca una recámara?

Una recámara es un ambiente privado dentro del hogar destinado para una o más personas.

Teniendo en cuenta esto, debemos resaltar su principal función, la cual es brindar una atmósfera de tranquilidad para el descanso.
Ahora, en base a su principal función es donde se tendrá que diseñar un espacio adecuado para esta.

Por otro lado, los años van pasando y las funciones de cada ambiente pueden variar de acuerdo a la persona que lo habite.

De esta manera, una recámara puede servir también para tiempo de lectura, ver tv, trabajar, estudiar, hacer ejercicios, entre otros.

¿Cuáles son los colores más adecuados para una recámara?

Recuerda que el color va mucho más allá de la estética, ya que también nos comunica sensaciones.

Por tal motivo, es importante consultar tu paleta cromática y a la lista de psicología del color.
Esto es importante para poder transmitir lo que somos o como deseamos sentirnos.

En esta ocasión, se hace presente el diseño de una recámara con tonos verdes elegido para transmitir naturalidad y armonía logrando su efecto y equilibrándose a la perfección con mobiliarios y acabados modernos.

Por ende, debes tener en cuenta que el color que desees para tu habitación no afectará en nada al estilo que deseas darle.

Errores comunes al diseñar una recámara:

Hacemos énfasis aquí para ayudarte a no caer en esos errores que terminan arruinando el diseño de la recámara. Considerar estos puntos:

  • Por más que nuestra ventana tenga un alfeizar de 90cm, no debe obligar a que nuestras cortinas sea del mismo largo. Hoy en día se proponen que lleguen hasta el piso para dar mayor modernidad y sensación de tener una mampara grande detrás.
  • Elimina las sábanas con tramas repetitivas. Evitemos caer en la sensación de tener un mantel viejo de mesa en nuestra recámara. Apuesta por colores pasteles y neutros en su totalidad.
  • ¡Que nuestras luminarias destaquen! Aprovecha de estos mobiliarios para hacer destacar tu recámara eligiendo uno de diseño y con modernidad.
  • Si tenemos un piso con diseño y deseamos comprar una alfombra, te recomendamos que esta tendrá que ser en un color absolutamente neutro o con un diseño que combine con los colores y diseños del piso original. De otra forma estaremos creando una diferenciación poco agradable en el piso.

La mejor distribución para tu recámara:

Ahora bien, se procederá a identificar la cama como eje principal de una recámara.
Entonces, a partir de esta se procederá a decorar con diferentes mobiliarios a su alrededor que estén siempre sujetos a tu vida cotidiana.

Por ejemplo, una de las distribuciones más recomendadas para una recámara es ubicando la cama al lado lateral de la ventana mientras es acompañada por dos veladores a sus extremos.

En seguida, se tendrá que plantear un espacio para alguna consola de TV o una butaca.
Recuerda que los mobiliarios siempre dependerán de la dimensión de tu espacio.

Ahora sí, aquí van más diseños en recámaras para inspirarte.

25 Diseños de Recámaras para inspirarte en tu remodelación:

Un diseño de recámara bastante sofisticado:

Una propuesta que va más allá de una cabecera con diseño, puesto que aquí se emplea recubrir la pared con panelas sobrepuestos y con retroiluminación. Simplemente esta aplicación añade un gran toque de protagonismo a tu habitación.

De esta manera, al captar toda la atención en la parte superior, se decide ubicar una cama baja con repisas a los costados que cumplirán la función de veladores.

Sin duda esta recámara con gran presencia de la madera es un buen ejemplar del estilo moderno y minimalista.

Creando un recorrido circular dentro de la recámara:

Este tipo de distribución estará bastante sujeto a la dimensión de tu recámara, ya que al separa la cama de la pared, se tendrá que considerar un espacio mínimo de 0.65cm para el pase de la persona. Por otro lado, si en la parte de atrás se decide construir un Walking-Closet, se tendrá que considerar un espacio mayor, ya que nuestro armario dispondrá de cajones o puertas que al abrirse necesitarán mayor espacio para la circulación.

Una recámara con esencia de la elegancia de antaño:

Un diseño pensado en rescatar los ornamentos y apliques de la época.
Esta recámara es perfecto si eres de los que gusta de la elegancia, comodidad y lujo.

Esta habitación se destaca por un tapizado de color arena con diseños sutiles en gris cálido.
Del mismo modo, la asombrosa luminaria con burbujas aumentará el protagonismo de tu recamara mientras distribuye la mirada hacia las butacas y las cómodas de blanco con patas curvadas.

Diseño de recámara con closet abierto:

Dichosos sean los que disponen de un espacio grande para su recámara. Aquí te proponemos un diseño bastante agradable.

¡Closet abierto! Y no, no de esos antiguos, uno de diseño moderno con puertas de vidrio templado y retroiluminación en su interior para un mejor aspecto desde el exterior.

Estos diseños son perfectos para personas que desean tener todo a la mano y apostar por crear nuevos mobiliarios que tomen el protagonismo.

Eso sí, como recomendación para un mejor acabado visual, te recomendamos siempre ordenar las prendas por color y tamaño.

Crea sensaciones de naturalidad con elegancia:

¿Una recámara llena de armonía e impacto? Disfruta de un dormitorio que recoge una tonalidad del verde con saturación ligera para combinar a la perfección con los apliques dorados y luminarias burbujas.

Esta recámara resalta por su equilibrio entre los colores enteros y diseños con trama puestos en el piso y la alfombra.

El detalle que sumará fascinación por este dormitorio se centrarán en los mobiliarios bajos, cómodos y estructuras finas y delgadas.

Propuesta para recámara angosta y de gran altura:

No hay nada que un interiorista no pueda solucionar.

Por tal motivo, aquí te presentamos un claro ejemplo para reducir la desproporcionalidad que pueda ocurrir en una recámara angosta.

Aquí se decide elevar de nivel a la cama con unos 50 cm al altura para aprovechar el espacio como almacenamiento.
De esta manera, se va creando un diseño más escalonado para atenuar la gran altura.

La siguiente responsabilidad recaerá en los accesorios, estos serán esenciales para crear proporcionalidad.

Entre los elementos de decoración a usar, se podrá considerar las luminarias colgantes que reduzcan las alturas y los cuadros en las paredes para eliminar grandes paredes vacías.

Recámara matrimonial al estilo clásico:

Usualmente una recámara matrimonial debe ser diseños y colores que reflejen el gusto de ambos o con un diseño bastante neutro, como la del ejemplo. Aquí se propone mobiliarios con estructura de gran durabilidad como la madera creando una atmosfera de madurez y respeto.

El protagonismo se centrará mayormente en la tarima y la cabecera de la cama, ya que el estilo clásico siempre nos enamora con detalles y ornamentos mayormente tachadas a mano. En cuanto a decoración, al tener gran presencia de la madera, te recomendamos decorar con colores terrosos o neutros para crear armonía y no competencia.

El diseño adecuado para los que gustan disfrutar de su paz interior:

Nos agrada estar bien con los demás, y sobre todo, con uno mismo. Por tal motivo, este tipo de diseños siempre son propuestos para personas con un estilo equilibrado y de buena energía.

De esta manera tendrás mobiliarios con elementos y acabados naturales como la madera, el mimbre, plantas y textiles naturales que nos mantengan en constante relajación y conexión con la tierra.

Entre las características principales de este estilo son las camas bajas, estantes o repisas expuestas, luminarias colgantes en tonos arena o beige y una distribución bastante proporcionada.

Una recámara con sello propio:

¡Marca tu estilo! Dale ese toque personalizado al diseño de tu recámara a través de la distribución y la decoración. Este es un ejemplo bastante hermoso para aquellos que deseen tener un diseño tropical, de departamento y con mucha versatilidad.

De esta manera, aquí se decide reemplazar una cabecera tradicional por una puerta que fácilmente podrá ser una antigua, con una previa restauración. A los extremos tendremos una butaca en combinación con la paleta de tonos verdes y al lado derecho un closet de blanco para mantener la luminosidad y equilibrio en la recámara.

Decoración de recámara con colores cálidos:

Perfecto para los que nos gusta mantener siempre nuestra recámara con sensaciones de calidez y comodidad. Aquí no podrá faltar la madera a través de mobiliarios o laminados aplicados en piso, pared o incluso el techo a través de vigueta estructurales o artificiales.

En combinación de colores, la paleta en tonos cálidos siempre debe equilibrarse con un neutro como el blanco y combinar a través de accesorios pequeños con tonos terrosos, entre otros.

El éxito de tener un diseño de recámara de blanco:

El secreto clave del total White:

Tener un diseño de recámara completamente en blanco hará que tengas un ambiente totalmente tranquilo, moderno y luminoso. ¿Sabes cuál es el secreto? El encanto de un Total White consistirá en usar el blanco en todas sus tonalidades para crear diferentes acentos a lo largo de tu recámara.

De esta manera podrás tener un piso porcelanato o tapizado en tonos cremas claros, mientras tu ropa de cama se viste totalmente de blanco. Por otro lado, nunca está demás resaltar adornos con apliques metálicos como los dorados pulidos, envejecidos o cromados.

Aprovecha la iluminación natural:

Aplicando el blanco o colores claros en la pared de tu recámara maximizaremos su luminosidad al nutrirla de la iluminación natural que recibiremos a través de la ventana. Este tipo de técnicas es importante porque nos ayuda a mantener siempre una buena imagen de la habitación. A su vez, es muy ventajoso para no incomodar la vista en los momentos de estudio o lectura.

Encuentra el balance perfecto en este diseño:

Colores suaves, pasteles y cálidos que fácilmente se pueden combinar en una recámara pintada de blanco. Esta cama en tono celeste cielo llega a transmitir mucha comodidad y calidez pese a ser un color frío. La clave girará en torno a las texturas acolchadas y a la cercanía de accesorios o mobiliarios de descanso, como una butaca, un cojón, mantas, libros, entre otros.

Una recámara de blanco y con dinamismo:

¿Y por qué no? El blanco te servirá también para ceder el protagonismo a otros accesorios de decoración como: alfombras, cuadros, maceteros, entre otros. Aplica el color en estos mobiliarios para resaltar tu recámara y añadir dinamismo y diversión al ambiente.

De esta manera podrás jugar con formas circulares, romboides, rectangulares, entre otros.

Una recámara familiar y muy práctica:

¿Una remodelación y decoración rápida de aplicar? ¡Simple! A pintar paredes de blanco mientras apostamos por mobiliarios de madera. Si tendremos closet cerrado, sería recomendable tenerlo en blanco para aumentar la sensación de amplitud y reducir pesos visuales. Por otro lado, si tenemos uno abierto o repisas en pared, será muy importante el orden y la organización de los accesorios en cuanto a color y tamaño.

Perfecto para las recámaras de bebés:

Vestir la recámara de tu bebé de blanco será muy importante para crear paz y armonía. Al ser recién nacidos, nuestros bebés se guiarán por gestos y sensaciones. Por tal motivo, es muy importante equilibrar y suavizar la carga visual de la recámara aplicando blanco y colores pasteles en el entorno.

Esta aplicación puede ser acompañada con acabados de madera que transmitan calidez. De igual forma, nunca te olvides de decorarla con abrigos, mantas, juguete y una butaca cómoda para estar cerca de nuestro hijo o hija.

Diseño de Recámaras con zona de estudio:

De lectura o de trabajo:

Si estas en temporada de clases o trabajas desde casa, aprovecha en diseñar tu recámara con un espacio dedicado para desarrollar este tipo de funciones.

En cuanto al mobiliario, recuerda que esta debe de adaptarse a las actividades que realices. Por ejemplo, un escritorio para un diseñador será muy diferente para uno que tenga trabajo de administración. Por tal motivo, debes de pensar en los compartimientos que desees tener.

¿Cómo identificar la zona para mi escritorio?

Para dar una buena ubicación a nuestro escritorio es necesario tomar en cuenta esta zona desde el momento en que empezamos a distribuir todos los mobiliarios. Usualmente las personas suelen ubicar sus escritorios en una esquina de la recámara o en un espacio apartado dentro de esta.

Por otro lado, en cuanto a su posición, esta puede estar de cara hacia la pared o de espaldas, teniendo en cuenta que para esta segunda posición se necesitará mayor espacio.

Una recámara con un mueble diseñado:

Nunca está de más un mueble de construcción que se adapte fácilmente a la infraestructura y dimensión de tu recámara. Estos muebles llegan a ser tan esenciales que pueden satisfacer diferentes funciones como un closet, consola de tv, repisa, escritorio, entre otros.

Para este tipo de diseños si se quiere una inversión adicional, por lo tanto, no obvies ninguna necesidad y deseo al acudir con un especialista para este tipo de trabajos.

¿Qué tipos de escritorios son válidos para una recámara?

Hoy en día existen diversos modelos y tamaños de escritorios que sirven para adaptarse perfectamente a cualquier recámara. Antes de adquirir una, recuerda los colores y acabados que tendrá el diseño de tu habitación para que pueda combinar y no crear un contraste bien marcado y de poco gusto.

Prioriza la practicidad en recámaras pequeñas:

Por último, recuerda que un escritorio puede adaptarse a cualquier dimensión de recámara. Sin embargo, sus características, materiales y tamaños tendrán que variar. A esto, podrás encontrar repisas que sirvan perfectamente como escritorio y se pueden desplegar desde una pared ahorrando mucho espacio.

También podrás comprar mesas desarmables que sean fáciles de montar y desmontar en cualquier momento. A esto, es importante tener en cuenta materiales resistentes, pero no pesados. De esta manera podremos elegir estructuras delgadas y finas para nuestra recámara.

Recomendaciones:

Ahora sí, aprovecha en reunir todos estos consejos y técnicas para hacer de tu recámara una con mucho estilo e impacto. Da el paso que tanto anhelas desde hace días para elegir el diseño que más te guste, y sobre todo, adaptarlo a tus gustos y a tu vida cotidiana.

Recuerda siempre que todo debe estar proporcionado en nuestra habitación y que su principal objetivo sea el de estar relajado y feliz sin importar el tiempo de permanencia. ¡Nos vemos!

Ademir
Ademir
Arquitecto e interiorista. He realizado trabajos de remodelación en espacios de interiores y exteriores para ambientes comerciales y profesionales.