¿Cómo ahorrar agua de modo fácil y efectiva en casa?

¿Quieres ahorrar dinero de manera fácil?

Una posible solución para esto es ahorrar el agua de tu casa, además no solo ahorrarás dinero sino también estarás ayudando en cuidar el planeta.

Leyendo este artículo, podrás darte cuenta de los malos hábitos que realizas causando malgastos de agua, incluso podrás encontrar los hábitos a seguir para ahorrar de forma fácil y muy efectiva.

¡Veamos cómo podemos lograrlo!

4 lugares en donde puedas ahorrar agua

Dentro de las casas hay 4 lugares en donde debes fijarte para ahorrar el agua con éxito.

Ahorrar agua en el Baño

Grifería

Cierra el caño mientras te cepillas o te enjabonas, solo utiliza cuando realmente lo necesitas, es una forma de ahorrar de modo fácil y simple, pero con resultado favorable.

Inodoro

Renueva por uno más moderno, ya que estos vienen con sistemas más eficientes para ahorro de agua.

Cuidado con el rumor de ahorrar agua metiendo las botellas en el tanque del inodoro. Dicen que al meterlos ocupa parte del espacio del agua, el cual reduce la cantidad de uso. Sin embargo, al reducir el flujo de agua no se enjuagarán bien cuando esto pueden causar malos olores y en los peores casos se puede atorar la tubería. Por lo tanto, tendrán que mandar a que lo reparen, el cual sería un gasto muy costoso.

Ducha

Acumula el agua que sale de la ducha mientras esperas que se calienta en un recipiente como balde. Así ahorrarás el agua ya que luego podrás reutilizar para regar plantas, para hacer limpiezas, etc.

Trata de cerrar el caño, cuando te estés lavando tu cabeza o cuando estés enjabonándote, aunque sea por unos minutos, por lo que a la larga habrá mucha diferencia.

Tina

Reutiliza el agua de la tina que llenaste para bañarte. En vez de botarlo, puedes reutilizar para regar plantas, lavar carros, hacer limpiezas, etc.

Sin embargo, en caso de que utilizas bombas de baño o algunos jabones para bañarte no podrás reutilizarlo ya que los químicos que contienen podrían malograr las plantas, incluso tener algún efecto secundario al mezclar con otros químicos para la limpieza. A menos que lo reutilices para enjuagar los inodoros, el cual también podrás ahorrar de manera muy efectivo.

Ahorrar agua en la Cocina

Grifería

Elimina la suciedad antes de lavar las vajillas. Con algunos papeles o telas que están viejas o los que ya no utilizarás, pásale y elimina la suciedad de los platos que puedas, para ahorrar el tiempo y la cantidad de agua que gastas.

Deja remojando las ollas, sartenes, platos, que están muy sucias, preferible con agua que utilizaste para cocinar como el que herviste para fideos, el que lavaste las verduras, etc. Así para ir eliminando la suciedad haciendo que luego nos facilite en lavar.

Lava las vajillas en orden. Comienza con los más limpios, para evitar que la suciedad se escurra a otros platos haciendo que demore en limpiar y utilizar de más el agua.

No dejes abierto el caño mientras estás pasándole detergente. Utiliza solo cuando es necesario, aunque sea por unos segundos, a la larga lograrás en ahorrar mucha agua.

Fíjate bien de que no esté goteando. Por cada gota que cae estarás gastando agua por gusto.

Lavavajillas

Utiliza lavavajillas en vez de lavarlo tú mismo, pero no te olvides de que esté lleno para lavar menos cantidad posible. El beneficio de utilizar esto es que gasta menos cantidad de agua incluso de detergentes. Además, nos ahorra el tiempo de estar lavando las vajillas.

Ahorrar agua en la Lavandería

Lavadora

Junta y llena las prendas hasta casi la máxima capacidad para reducir la cantidad de uso y evitar el consumo de agua excesiva. Recuerda en no llenarlo de más ya que será difícil de eliminar la suciedad.

Ahorrar agua en el Jardín

Grifería

Fíjate de cerrar bien el caño ya que a veces se nos puede pasar y olvidar que esté abierto, generando abundante gasto de agua y dinero.

Riego

Utiliza regaderas en vez de mangueras. Al utilizar regaderas podrás evitar el uso excesivo de agua, además sabrás cuánta agua estas gastando mientras que al utilizar las mangueras no.

Reutiliza el agua para regar. Por ejemplo, puedes utilizar el agua que lavaste verduras o frutas, o el agua de la ducha que dejas salir mientras esperas que se calienta. Si estabas botando esas aguas sería un desperdicio, al reutilizarlos podrás ahorrar mucha agua.

Conclusión

Para ahorrar, hay que observarnos a nosotros mismos en cómo estamos utilizando el agua, así darnos cuenta de nuestros hábitos, ir solucionando y mejorando poco a poco. Comienza por los que te parezcan más fáciles de realizar y un día lograrás en ahorrar con éxito.

Takeshi Hamamoto
Takeshi Hamamoto
Interiorista y editor de Minto Home. Me encargo en brindarles ideas de informaciones útiles sobre decoraciones de interiores para que puedan realizar sus propios espacios atractivos.