15 increíbles colores para las paredes de tu sala 2021

¿No sabes con qué color pintar tus paredes? ¿No estás decidido aún? Recuerda que tu sala es el primer ambiente donde tu visita entrará, se sentará y pasará el mayor tiempo de la reunión.

Por tal motivo, elaboramos una lista con los mejores colores para aplicarlas en tu pared y transmitir sensaciones de comodidad y actividad.

Colores cálidos:

Rosa:

Este rosa pastel te dará mucha luz en tu sala. Acompaña el ambiente con piso laminado pulido , cortinas hueso y muebles color perla.

Recuerda que al ser un color claro, puedes aplicarlo absolutamente en todas las paredes.

Rojo:

Ojo con este color, para su buena aplicación, debes de equilibrarlo con paredes alternas de otro color, marrón o hueso, todo dependerá de tu estilo y la dirección a la que quieras llevar tu sala.

Dale la armonía con lamparas cálidas y elegancia con muebles de madera.

Amarillo:

Llena tu sala de optimismo y energía. Usa el amarillo en paredes de forma alternada y equilibra el peso visual con paredes color camel o crema.
Combina tu sala con mobiliarios brillantes y pulidos.

Naranja:

Usa el naranja y degrada su intensidad a un tono tierra para convertir tu sala en un ambiente neo-clásico.
Apuesta por mobiliarios vintage y modernos. Pisos laminados y cerámicos color perla.

Colores Fríos:

Azul:

El azul con luminosidad oscura te ayudará a elevar el ambiente a otro nivel.

Usa el amarillo como color complementario para aplicarlo en accesorios o muebles pequeños. Recuerda que el azul es compatible con la madera de su misma luminosidad.

Apuesta por porcelanatos claros o micro-cemento.

Verde

Esta tonalidad de verde transmitirá naturalidad y transparencia.
Al ser de intensidad baja, la puedes aplicar en todas tus paredes de la sala.

También tienes la opción de combinarla con el blanco o el beige.
Su acabados de compañía serán la madera y mobiliario estilo industrial.

Morado:

Convierte tu sala en un ambiente CHIC.
Este es uno de los mejores ejemplo de como equilibrar un color oscuro reduciendo su intensidad y combinando con colores cremas y perlas en sus mobiliarios.

Colores neutros:

Beige:

Mezcla el beige de las paredes con tapices cremas, perlas o color hueso en tus muebles.

Tus mobiliarios como la mesa de centro o de acompañamiento podrán tener estructuras metálicas.

Acompaña el ambiente con luces cálidas para recrear un ambiente acogedor.

Marrón oscuro:

Dale un cambio con dirección al estilo boho-chic y rústico.
Este marrón podrá ser aplicado a la pared mediante pintura o un tipo de acabado en la pared.
Alterna el marrón con el color hueso para tu sala.

Gris:

Este color siempre te dirigirá a una paleta monótona.

Sin embargo, puedes aplicar el color mediante su presencia en cojines y cobijas.
Esta pequeña propuesta hará que tu sala rompa los límites.

Acabados o materiales:

Micro-cemento:

Micro-cemento pulido o simplemente hormigón expuesto.
Esta tendencia siempre te dará el toque de elegancia e innovación.

Recuerda aplicarlo en solo una área de la sala o absolutamente en toda. Equilibra el ambiente con el blanco, negro o color camel como tapizados en muebles.

Tapices:

Este diseño siempre otorgará personalidad y carácter.
Recuerda siempre ubicar en uno o dos espacios grandes simétricos o alternados para su instalación.

Ten en cuenta no usar diseños pequeños, ya que se notaría muy cargado el ambiente por su cantidad repetitiva de patrones. Esta técnica te ayudará a convertir tu sala en alguien fashion y chic.

Madera:

Cálido siempre cálido, y acogedor siempre acogedor. Este tipo de acabado está perfecto para sentirte siempre en el campo.

Su calor y confortabilidad te dará paz y descanso.
Acompaña los mobiliarios con estilos industriales y luminarias colgantes.

4 estilos de diseño:

Estilo Clásico:

Transporta tu sala en una época victoriana, elegante y llena de madurez. Recuerda que este tipo de estilo siempre debe tener muchos detalles en cada espacio.
Usa cornizas, apliques y todo mobiliario que que siempre denote estatus.

Estilo Londinense:

Este estilo se caracterizará por sus muebles chester, netamente desde Londres.

Sus paredes siempre tendrá cornisas con diseños en la parte superior y aplicaciones modulares en planchas en la parte del medio.
Puedes mezclar este estilo con luminarias vintage y modernas.

Estilo Rústico:

Este tipo de diseños siempre surgían en casas de campos.
Sin embargo, hoy en día puedes tener este mismo diseño en tu hogar a través de enchapes y hasta con paneles de texturas.

Recuerda siempre acompañar con luminarias cálidas y estructuras metálicas.
Usa tapices negros lisos en tus muebles.

Estilo Minimalista:

Convierte tu sala en un ambiente elegante y moderno con estructuras metálicas negras y luminarias led instaladas en tus estantes. Recuerda que la simplicidad le dará el toque sofisticado.

¿Cómo evitar errores?

Recuerda siempre equilibrar colores y tonalidades.
Busca siempre que tu ambiente sea de un estilo determinado o mezclado con uno parecido.

No olvides tener tu círculo cromático a la mano para determinar los colores a usar y acompañar.
Analiza las entradas de luz a tu sala para quedar con el tono de color que deseas.

Ten en cuenta el tamaño de tu sala para no sobrecargarla de muchos mobiliarios.

Conclusión

Ahora sí, después de haber leído todas estas técnicas y aplicaciones, estás listo para dar el siguiente paso.

Recuerda buscar la simetría y ubicar tus mobiliario de acuerdo a tu estilo de vida y sin afectar el recorrido de las personas. ¡Nos vemos luego!

Ademir
Ademir
Arquitecto e interiorista. He realizado trabajos de remodelación en espacios de interiores y exteriores para ambientes comerciales y profesionales.