35 Salas moderna con tv muy atractivo y sencillo en decorar

sala sencilla moderno

La palabra ‘remodelación’ siempre se traduce en ‘gasto de dinero’ muchas veces, y por ende, muchas veces posponemos estos cambios de nuestros ambientes.

Sin embargo, el diseño de interiores también se adapta para espacios cuyos presupuestos son ajustados. Por tal motivo, aquí aprenderás a tener una sala sencilla fácil de lograr y con mucha actitud para impactar a tu visitas.

Dale una nueva imagen a tu sala con estos diseños sencillos que te ayudarán en el ahorro:

¡No lo pienses más!

sala sencilla blanco

Asegura el diseño de tu sala con una aplicación muy practica. Viste tus paredes y mobiliarios de blanco para crear una sensación light y moderna. Aquí no habrá complicaciones de combinación de colores.

En pocas palabras, con una sala en blanco tendrás un espacio bastante sencillo, moderno y atemporal. ¡Eso sí! Te recomendamos jugar con acabados y texturas.

Los diferentes siempre se atraen:

sala sencilla blanco

Dale toques de actitud y personalidad a tu sala agregando el negro en mobiliarios o elementos decorativos. Aquí tendrás un espacio dual y moderno.

Otra de las opciones a combinar serán la madera en tonos claros y el gris aplicado en el piso a través de porcelanato o micro-cemento.

Con el sofá proporcionado:

sala sencilla

Elige el metro para tomar medidas de tu espacio por si tu sala carece de m2. Dependiendo el espacio determinarás cuál será tu juego de muebles. Es así que podrás considerar: Un mueble grande, uno grande + uno medio o uno medio + un sillón.

Para finalizar, recuerda que un sofá también puede ser reemplazado por un taburete o un diván.

A colores vivos:

sala sencilla amarillo

Ahora, otro de los diseños acertados para una sala sencilla es aplicar colores vivos que llenen esos espacios vacíos. Puedes combinar con un color neutro para generar un contraste o simplemente usar análogos.

En definitiva, aquí tendrás un espacio siempre alegre y divertido donde te ayudará a optimizar la cantidad de mobiliarios. Por tal motivo, te recomendamos usar la paleta de colores y aprender de su psicología.

Exhibe todo lo que te gusta:

sala sencilla

¡Así es! Aprovecha el uso de bandejas adosadas en paredes o cuadros que exhiban fotos, dibujos o estampados que más te gustan. Elige un diseño de organización: desde asimétrica, simétrica, escalonada, línea o circular. Todo dependerá de tu gusto.

Una vez que añadas estos cuadros te liberarás de la necesidad de comprar algún mobiliario para llenar un espacio vacío.

Sofá reemplazado por completo:

sala sencilla tapiz

Si eres de los que aman tomar el té y se inspiran en los restaurantes de Francia. Entonces esta distribución será para ti. Elige tres o cuatro butacas que se miren y tengan al centro un mesa redonda baja.

Por ende, aplica un tapiz floral con una tonalidad que combine con tu diseño. Esto te liberará te tener algún otro mueble para cubrir un espacio. Tu sala sencilla se convertirá en una muy elegante y chic.

Eleva el romanticismo:

sala sencilla plantas

¿Elementos que nos insinúen la época del romanticismo? En definitiva, las plantas y las flores, estas nos transportan a un lugar tranquilo, sereno y de mucha inspiración. Por tal motivo, debes aprovechar de sus aromas y colores para no quedarte solo en una sala sencilla.

Por consiguiente, te recomendamos elegir entre plantas para interiores y tener en cuenta aquellas que son de sombre entre las de luz natural directa.

Sala sencilla muy fácil de lograr:

sala sencilla

Un sofá, una luminaria de pie y una mesa de centro. Así de fácil. Este trío pueden armar perfectamente la funcionalidad de una sala, y sí, muchas veces no puede requerir de una tv.

Por ende, te recomendamos usar colores neutros y claros que pueda combinar una con otra.

Sala con doble función:

sala sencilla

El m2 de nuestro departamento u hogar a veces suele quitarnos ambientes que nos gustaría tenerlas por separado. Sin embargo, una correcta elección de mobiliarios ligeros tienen mucho acierto para compartir un espacio.

Como en el ejemplo: Un sofá esquinero bajo frente a un escritorio doble divididos visualmente por un macetero.

Decorando con colores pasteles:

sala sencilla

Desde un blanco humo hasta un verde olivo en tonos claros. No te limites a tener que usar un color vivo cuando un pastel te permitirá combinar absolutamente con todo.

Estas tonalidades suelen servirte muchísimo para tener una sala sencilla con diseños modernos o minimalistas. ¡No habrá pierde!

Un match de tonos suaves en una sala rústica:

sala sencilla rosa

Que nada te impida tener una sala llena de colores pasteles pese a tener una infraestructura de estilo rústico o vintage.

La clave está en usar un tono neutro como el blanco para tomar el rol de fondo para un nuevo color como el palo rosa, camel o beige. Estos colores son perfectos para complementarse a otros estilos.

Una sala sencilla con mucha armonía:

sala sencilla

Este tipo de salas sencillas son perfectas para los que aman un ambiente de relax y tranquilidad. Sus colores y formas se asemejan al estilo zen. Aquí tendrá prioridad el color gris y la madera en tonos claros acompañada de una planta.

En cuanto a su distribución, es básico tener un diseño simétrico o proporcionado en casi las mismas partes para generar mayor armonía.

Apuesta por el minimalismo:

sala sencilla minimalista

La clave será elegir un color neutro que tenga presencia en todo el espacio. Dependiendo de tu tonalidad será la elección de su acompañamiento: Blanco + cristalería + plateado, negro + plateado, rosa/crema + rose gold. Recuerda que las variaciones pueden cambiar dependiendo tus gustos.

Dando indicios del estilo ecléctico:

sala sencilla

Fácil de mover y fácil de lograr. Así se presenta esta sala sencilla que incorpora mobiliarios rectos y bajos. Es entonces que este espacio alberga muebles que se pueden cambiar o mover en cualquier momento para una nueva imagen.

Del mismo modo, este estilo te permitirá tener un mix de muebles, por lo tanto, tendrás que tener a la mano tu paleta de colores y texturas para que esa el punto en común entre todos tus elementos.

Dale una nueva vida a tus muebles:

sala sencilla

Pasa por ese almacén y revisa que muebles aún te pueden servir. Muchas veces sus acabados y su apriencia puede estar un poco dañado, o quizá el color ya no te guste. Sin embargo, puedes aprovechar el uso de pinturas para darle esa nueva imagen.

Apuesta por el lado vintage y boho chic con esta técnica para tener una sala sencilla con harta personalidad.

Una sala pequeña con múltiples usos:

Esto será muy subjetivo. Por tal motivo, te daremos una recomendación: Aquí podrás organizar los espacios de tu sala dependiendo de tus actividades de día a día consistiendo tanto como para trabajo, estudio o reposo.

Aprovecha cada esquina y cada pared para dotarla de un mueble funcional que te almacene elementos que usas. Desde un librero bajo, un escritorio plegable u otro. Al tener muchos muebles, te recomendamos aplicarlos en colores claros para no saturar tu sala.

Un sofá como esquinero:

sala sencilla

Establece una distribución bastante inusual y original en tu sala sencilla. Recuerda que con simples cambios, un espacio puede verse bastante moderno también. Te recomendamos elegir colores cálidos o fríos y combinarlo con un acabado pulido y elegante como el dorado o el plateado.

La importancia en los detalles:

sala sencilla

Estas suelen ser la última decoración de tu sala. Sin embargo, esto no quiere decir que lo dejarás para el último, por favor, ¡No seas así! Desde el momento que tengas el diseño de tu sala ve pensando en los accesorios para combinar con sus colores.

Recuerda que los acabados y texturas pueden variar para crear dinamismo e interés por cada uno de ellos.

El Estilo industrial elevado a la modernidad:

sala sencilla blanco

¿Cómo así? Incorporando los materiales característicos del estilo industrial y acompañándola de acabados finos y lisos. Es entonces que cambiarás una mesa con acabados imperfectos y porosos por unos en mate o pulidos.

Una sala sencilla con tonos dulces:

sala sencilla blanco

Aplica el trío dulce, suave y acolchado en tu sala sencilla para darle luz y comodidad. Aquí obtendrás un espacio reinado por los tonos claros. En consecuencia, estos colores te invitarán a usar iluminación cálida y ramas secas en colores beige (lo último en decoraciones).

¿Puedo reemplazar el sofá por una butaca?

sala sencilla

¡Claro que si! Ya sea por elección a un diseño minimalista o por depender de un espacio pequeño. Tu sala sencilla se dotará de mucho modernidad y la clave estará en la elección de sus acabados y acompañamientos.

Desde textiles con diseño hasta plantas hermosas. Aprovecha el uso de bandejas adosadas a la pared que serán perfectas para la exhibición de lo que más te gusta.

Frente a frente:

sala sencilla

Perfecto para invitar a momentos de charla y conversación. Ubica dos muebles frente a frente para cerrar el espacio y crear mayor cercanía.

En consecuencia, una mesa de centro proporcional ayudará a conectar ambos elementos. Te recomendamos que sea bajo y de superficie planta.

Amando el paisaje exterior:

sala sencilla blanco

Y si tu hogar está rodeado de un paisaje natural hermoso, no dudes en aprovecharlo para resaltarlo por dentro.

¿Qué queremos decir? ¡Simple! No generes tanta competencia al interior. Pinta paredes de blanco y genera un fondo blanco para equilibrarlo perfectamente con el exterior. Aprovecha en dar color mediante cojines y elementos pequeños con colores similares al exterior para crear conexión.

Incorpora materiales naturales:

sala sencilla clásico

Desde la madera a través de viguetas expuestas en el techo hasta paredes con revestimiento de piedras naturales como la laja, pizarra o las de canto rodado.

Además de su durabilidad, estos materiales otorgan mucha calidez a tu sala y las liberan de tener otro atractivo.

Diseñando una sala sencilla contemporánea:

sala sencilla blanco

Aquí te recomendaremos usar el gris cálido o el arena en tonos claros. Esta tonalidad es perfecta para tener una sala sencilla con mobiliarios modernos, contemporáneos o clásicos.

Por tal motivo, no dudes en usar apliques cobrizos o de acero cromado en accesorios o luminarias para crear confort y calidez.

Mezcla el clásico con lo moderno:

sala sencilla gris

Dale un match interesante a tu sala sencilla mezclando alto clásico de tu infraestructura con nuevos mobiliarios modernos que den un equilibrio atemporal.

Renueva un sofá con nuevos tapices mientras tus mesas auxiliares se sujetan a colores neutros. Hoy en día son tendencia en el mercado las de tablero marmoleado y patas de acero inoxidable.

Exponiendo tus gustos:

sala sencilla negro

Nunca está demostrar lo que más te apasiona hacer en tus hobbies o en tu ámbito profesional. Por tal motivo, estas obras de tu pasatiempo o trabajo también puede cumplir el rol de ser un elemento decorativo para ponerlo en bandejas o estantes de pared.

Dale el toque estrella destacándolas con iluminación artificial a través de rieles en el techo o apliques de pared.

Perfecto para independientes:

¡Así es! Un estilo bastante jovial, intelectual e independiente con esta sala sencilla donde se juntarán todos los mobiliarios perfectos para tu día a día.

Desde para el tiempo de descanso, hasta para el de trabajo o el de lectura. Por tal motivo, ubica una butaca cómoda junto a puff para el posa-pies. Acompaña el espacio con mesas auxiliares y con libreros de almacenamiento expuesto.

Sencilla y practica, pero cumplidora:

No hay nada que decir. ¡Es simple! Elige mobiliarios neutros y acompáñalos de color en sus cojines con tonos oscuros, pasteles o terrosos. En cuanto a la decoración, aprovecha el uso de cuadros en paredes para crear espacios con acento y te eliminen la necesidad de tener un estante o librero.

Una sala adaptada a una buhardilla:

sala sencilla

Si lo pensamos diríamos un absoluto NO. Sin embargo, estos espacios también se pueden adaptar a cualquier ambiente. Por tal motivo, si tu hogar te obliga, no temas. Pinta de blanco y libérala de algún elemento que tape la luz natural.

Acompaña ese blanco con la madera y colores claros mientras eliges una pared de acento para aplicarle un color frío que también combina con la madera: el azul.

Con toques del boho chic:

sala sencilla boho chic

Aprovecha de todo el diseño que te puede otorgar el estilo Boho Chic para tener una sala sencilla con harto estilo y ligereza. Sus colores y acabados nos transportarán al campo disfrutando de paz, naturalidad y tranquilidad.

De este modo, podrás elegir entre sillas de mimbre, espejos con marcos de madera y los infaltables cestos para organizar nuestras cosas. No olvides que el color perfecto será el blanco en paredes.

Mesas auxiliares de diseño:

sala sencilla gris

También conocidas como mesas auxiliares modulares. Estas son perfectas ya que pueden cumplir también la función de ser un taburete. De esta manera ahorrarás espacio y te abastecerás de asientos cuando tengas más visitas.

Una sala en tonos oscuros:

sala sencilla verde

Y si amamos los diseños con tonos claros, ¿Por qué no en tonos oscuros? Elige uno frío o cálida para saturarlo y acompañarlo de análogos, complementarios o un neutro claro que genere contraste.

Muebles viejos, textiles nuevos:

sala sencilla

Y si tienes muebles en casa y tu presupuesto te pide a gritos mantenerlo, no hay problema. Aprovecha los nuevos textiles que darán una nueva imagen a tu sofá.

Enseguida visitarás alguna tienda de textiles para llenarte de ideas y elegir entre los más neutros. Te recomendamos colores completos, ya que combinan con todo y suelen tener un costo más bajo.

Ubiquemos todo abajo:

Deja libre tus paredes al 90% para crear un diseño minimalista. Distribuye tus muebles bajos de blanco o de un tono pastel. Por otro lado, elige una pared donde adoses un cuadro artístico en neutro que combine con todo.

De esta manera tendrás una sala sencilla, pero con mucho minimalismo y acierto.

Recomendaciones:

Para finalizar, MINTO te recomienda diseñar una sala con colores neutros y pasteles. Estos suelen ser perfectos en monocromia o combinando con otro color.

A esto, deberás inspeccionar bien tu mobiliario para conocer de su estado y saber a cuáles dar una nueva imagen. Los estilos a combinar sin tanto cambio será: El vintage, nórdico, industrial y minimalista.

Ademir
Ademir
Arquitecto e interiorista. He realizado trabajos de remodelación en espacios de interiores y exteriores para ambientes comerciales y profesionales.